La Guía de Roque Pérez 88 | Junio de 2013

La creación del Centro de Formación Profesional Nº 401 Roque Pérez es un hito para la educación de nuestra comunidad.


Director del CFP Nº 401 Prof. Mariano Campos

Era un viejo anhelo contar con una institución educativa que capacitara en formación laboral. El antecedente en Formación laboral habían sido los cursos dictados hace unos años atrás que dependían del CFP de Lobos. Pero ahora Roque Pérez tiene su propio CFP. La inauguración se realizó el 27 de mayo con la presencia de las autoridades educativas y municipales locales bajo el lema “El trabajo dignifica, la educación engrandece”.

El nuevo CFP 401 brindará capacitación y formación en diferentes oficios, permitirá a los alumnos una profesionalización que aumentará sus posibilidades de insertarse al mercado laboral y a su vez permitirá a las empresas de distintas actividades económicas locales ir satisfaciendo su demanda de personal con mayor calificación.

El expediente de creación del CFP 401 de Roque Pérez se inició en el año 2008 y tuvo un resultado favorable en noviembre de 2013 con la resolución ministerial 2070.

En 2014 se dictarán ocho cursos a los que pueden acceder los interesados que tengan aprobado el nivel primario y de acuerdo a los cupos disponibles. Los primeros cuatro cursos que ya comenzaron son Administración de PYMES, Mozo nivel 1, Electricidad de planta y Auxiliar de Familia especializado en Adultos Mayores. Estos cursos finalizan en diciembre y ya están cubiertos.

Además están por comenzar otros cuatro cursos que son: Elaboración de alfajores regionales en la Escuela Especial 501, Cocineros para comedores escolares, Diseño de página web y Supervisión y administración de redes. Las inscripciones se realizan en el CFP Nº 401 que funciona en el edifico del Comedor Escolar (Centro Educativo Complementario Nº 801) sobre calle Alem, los días martes, jueves y viernes de 18:00 a 22:00 hs.

Quisimos interiorizarnos sobre esta nueva institución educativa, sus primeros pasos, su oferta de cursos y sus proyectos para lo cual visitamos al profesor Mariano Campos, flamante Director del CFP 401 Roque Pérez.

¿Cómo se gestó la apertura del CFP?

“El expediente se había iniciado en 2008 por decisión de la mesa institucional conformada por distintas instituciones de Roque Pérez -nos cuenta el director Mariano Campos-. El expediente fue acompañado por el Consejo Provincial de Educación y Trabajo (COPRET) que fue el gran gestor de que se pudiera concretar. El COPRET es un órgano consultivo que asesora al ministro en temas de educación y trabajo y toma decisiones que son vinculantes. El COPRET tiene mucho peso y fue muy importante el acompañamiento del Municipio, la Jefatura distrital, la Cámara de comercio y de industria”.

¿Había un necesidad? ¿Una demanda de capacitación?

“Sí, las instituciones locales que integran la Mesa local del COPRET venían marcando la necesidad de contar con un CFP. Y ahora la cantidad de inscriptos nos confirman que esa necesidad efectivamente existía. Son 75 los alumnos que están asistiendo a los diferentes cursos y hay 15 alumnos en lista de espera. Esto es una gran respuesta. Se trata de personas de todas las edades que quieren acceder por decisión personal a una formación para el trabajo. Era algo esperado, la gente tiene necesidad de profesionalización, de sumarse a un nuevo oficio, de encontrar una herramienta que le permita acceder al mercado de trabajo”.

¿Cómo se eligieron los cursos?

“De acuerdo a la estructura de creación del CFP que nos asignó 60 horas semanales y la designación de los profesores, son ocho cursos los que se van a dictar en 2014. Los primeros cuatro cursos fueron elegidos por la Mesa del COPRET que indagó e hizo encuestas en las empresas de la comunidad acerca de los perfiles necesarios.

Los segundos cuatro cursos fueron pensados en función de los recursos disponibles. El curso para Auxiliar de Comedor me parece importante porque perfecciona en una actividad que interesa a la salud. El de Elaboración de alfajores es un acuerdo con la Escuela 501 para poder especializar a los chicos que no pueden ingresar al taller protegido. Pero no va a ser cerrado, va a estar abierto a la comunidad y permitirá también cumplir objetivos de integración. En el curso de mozos también hay chicos de la Escuela Especial y gracias a un acuerdo con la Escuela Técnica, que nos permitirá usar su gabinete informático, decidimos hacer el curso de diseño de páginas web”.

De haber más recursos ¿que cursos quisieran sumar?

“Nosotros ya estamos proyectando de acuerdo a nuestras posibilidades y a lo que la gente y la comunidad va pidiendo –explica Mariano Campos-. Algo que tenga que ver con la industria de la madera seguro va a estar contemplado. También nos gustaría un curso vinculado a la metalmecánica y perfeccionar la mano de obra en electricidad para luego llegar a electricidad industrial, también es un objetivo. Queremos sumar destrezas, el año que viene habrá ocho cursos nuevos y si pudiéramos alguno más, aun mejor”.

“El alumno que ingresa tiene la necesidad de perfeccionamiento continuo sobre todo pensando en las exigencias del mercado laboral actual. Muchos de los alumnos cuentan solo con educación primaria por lo que el perfeccionamiento es más necesario. Por otro lado en la planificación de los cursos tenemos en cuenta lo que demanda el mercado y no saturar determinadas actividades. Pero el objetivo es perfeccionar, si dictamos mozo nivel 1 probablemente diseñaremos un curso de mozo nivel 2. Pero siempre en función de las demandas formativas del distrito, de la necesidad de mano de obra que exista”.

¿Qué duración tienen los cursos?

“Los primeros cuatro son anuales (comenzaron en mayo y finalizan en diciembre) y los otros son cuatrimestrales. Los alumnos asisten dos días por semana de 18 a 22:00 y el de electricidad tres días por semana”.

¿Cuáles son los requisitos?

“Los requisitos son presentar un certificado de estudios que acredite al menos el nivel primario y fotocopia del DNI. Pero además tenemos un acuerdo con terminalidad educativa de adultos para que los alumnos que están cursando la primaria puedan al mismo tiempo hacer un curso de formación”.

¿Cuál ha sido la experiencia del CFP de Lobos de donde Ud. proviene como profesor?

“Muy buena, en Lobos el CFP funciona desde 1993. Este año se dictan 31 cursos.

Los Centro de Formación tienen otra realidad. Así lo veremos también en Roque Pérez. Hay alumnos de edades muy dispares, desde un chico adolescente hasta adultos de 60 años  y todas las edades en el medio y todos los diferentes tipos de nivel educativo que pudieran haber alcanzado. Es muy interesante, nosotros vivenciamos como se conforma un grupo social de trabajo, de compañerismo y de amistad gracias al tiempo que comparten en cada curso que muchas veces los lleva a realizar el curso siguiente alentado por el grupo. Hay gente que va realizando los distintos cursos y se vuelven habituales. Hay muchas ganas de aprender oficios y eso nos da mucha alegría.

¿Cómo es la inserción de los alumnos en el trabajo?

“En Lobos nosotros vimos que hay mucha inserción laboral de los egresados de los cursos –cuenta Mariano Campos-. Y hay mucha gente que toma el coraje necesario para comenzar una actividad por cuenta propia. Vemos que la tendencia es que cada vez hay menos empleos en relación de dependencia y aumentan las salidas laborales autogestionadas, entonces nosotros vemos que estamos ayudando a los alumnos en este proceso, dándoles formación profesional”.

¿Cómo es el perfil de los inscriptos en Roque Pérez?

“Hay jóvenes de 17 a 20 años, adultos de 30, 45 y 60 años. Hay más jóvenes pero es una matrícula muy heterogénea. A veces los adultos creen que no van a poder, pero no es así y terminan siendo muy constantes. Nosotros vamos a acompañar a todos y apuntando a la personalización de la enseñanza, ayudando a cada alumno”.

¿La formación es sobre todo práctica?

“La formación profesional apunta a formar en habilidades y destrezas por lo cual es fundamental la enseñanza práctica –explica el Director Mariano Campos-. Es otra modalidad de enseñanza, la teoría se va disparando desde lo práctico. Tenemos muchos alumnos que ya están en el oficio y con ellos tenemos que desarmar los vicios que traen de su trayectoria pero a su vez ellos enriquecen mucho las clases también”.

¿Cómo han sido estos primeros días?

“Es una experiencia muy  enriquecedora, lo estoy disfrutando, he tenido una muy buena acogida de la gente del sistema educativo del distrito y el acompañamiento de las instituciones y del COPRET que nos han dado el empuje para comenzar, del Concejo Escolar que también nos proveyó elementos, de la Secretaria de Asuntos Docentes, de la Jefatura distrital, del Municipio”.

¿La educación técnica está mejor?

“Sí, la Educación técnica profesional se ha fortalecido muchísimo en los últimos años.

Con los cambios de la Ley educativa en 2006 toma fuerza la Educación técnica profesional. A partir de la Ley, la Dirección de Educación Técnica Profesional absorbe a las Escuelas Técnicas, a las Agrarias y a los CFP. La Ley creó un fondo para la  educación técnica profesional que se distribuye a todas las provincias. Y las instituciones presentan un Plan de mejora de la Educación técnica profesional que les garantiza poder acceder a equipamiento y herramientas para los entornos formativos para que los alumnos cuenten con los elementos necesarios. Esto es todo un avance, se ha necesitado muchísimo financiamiento para estas iniciativas y nosotros como CFP iniciaremos un plan de mejora institucional para el próximo año”.

¿Estos cambios ya han dado frutos?

“Sí, a nivel equipamiento uno puede recorrer las escuelas técnicas y los mismos CFP y ver que hay mucho avance –cuenta Mariano Campos-. Se ha pasado de talleres provistos por las Cooperadoras, con la lucha que esto conlleva, y de elementos del mismo instructor, a tener por ejemplo diez soldadoras para poder trabajar, es toda una estructura diferente a partir de la nueva Ley y del Plan de mejoras. Esta es una nueva época del pensamiento acerca de la Educación técnica profesional. La Educación técnica estaba muy descuidada. En los años 90 ibamos camino a desaparecer. También por matrícula. Porque cuando no hay elementos para estudiar los alumnos se retiran de la oferta educativa. Pero se ha operado todo un cambio positivo en la educación técnica que nos permite pensar la educación en otra proyección y tener la tranquilidad  que la Ley nos financia y promueve”.

Visitamos el Servicio Local de Protección y Promoción de Derechos del Niños, Niñas y Adolescentes y entrevistamos a su Directora Dra. Vanina Polifrone. Dialogamos sobre Violencia escolar, acoso y violencia de género.

Dra. Vanina Andrea Polifrone

La violencia escolar preocupa. La vemos casi a diario en los noticieros nacionales pero últimamente se han producido casos en nuestra localidad. El Servicio Local de Protección y Promoción de Derechos del Niños, Niñas y Adolescente es un organismo que trabaja ésta y otras problemáticas y por eso nos pareció oportuno dialogar con su Directora, la Dra. Vanina Polifrone. La violencia escolar es un emergente pero el Servicio Local puede ayudar en este y en muchos otros casos y la comunidad debe saber que puede contar con la ayuda y el asesoramiento de este organismo cuando un derecho del niño está amenazado o vulnerado.

Sobre el funcionamiento del Servicio Local la Dra. Polifrone nos explica que “La Ley 13298 regula el funcionamiento de los Servicios Locales y como se trabaja en Niñez. Dependemos funcionalmente de la Subsecretaria de Niñez. En Roque Pérez existe el servicio Zonal y el Servicio Local. Nosotras como servicio local somos un organismo municipal. Nuestro equipo es interdisciplinario. El servicio es una instancia administrativa (no es un juzgado). Nosotros no podemos obligar ni imponer nada a nadie -explica Vanina Polifrone-. Nuestras herramientas son la conciliación y la mediación. Cuando llega un caso al Servicio (que no es una denuncia sino una manifestación) lo analizamos con el equipo y luego pasamos a la etapa de entrevistas. Contactamos a la familia y al chico. Siempre hay que escuchar al niño, es fundamental. Esto surge de la Declaración Universal de los Derechos del Niño y de nuestra Ley 13298. Entrevistamos al chico, dilucidamos cual es la problemática y siempre intentamos ayudar a la familia. Se busca siempre que el niño permanezca en el seño familiar. La ley dice que es el mejor lugar para el niño. Sólo se separa al niño en casos graves, como pueden ser algunos casos de violencia familiar. Siempre buscamos la manera de ayudar. Por ejemplo un niño no va a la escuela por razones económicas porque su familia no puede pagar el transporte. En ese caso se puede buscar una escuela más cercana y comprar una bicicleta al niño. Trabajamos interdisciplinariamente y todos los efectores de la comunidad deben colaborar con el servicio local. Por ejemplo si tengo una problemática de salud, en el Servicio tenemos chicos en tratamiento psicológico, se convoca al referente de salud para trabajar en equipo. Por ejemplo mientras el psicólogo del Hospital atiende al niño, nosotras vamos a la casa a entrevistar a la familia. Si es un caso de adicciones trabajamos con el CPA, a veces trabajamos con seguridad, siempre trabajamos en red. Ahora estamos trabajando con Educación porque hubo varios casos de violencia escolar, entonces trabajamos con los alumnos.

¿Cuándo interviene el Servicio local?

“Nosotros intervenimos cuando un derecho del niño está amenazado o vulnerado -explica la Dra. Vanina Polifrone-. Y hay casos como el de violencia familiar que se trabajan en el Juzgado y el Juzgado nos puede pedir intervención. Las medidas urgentes las toma el Juez y una vez que está protegida la víctima, nosotras podemos visitar a la familia y hacer seguimiento. No hacemos, es bueno aclarar,  ni reclamo de alimentos, ni régimen de visitas ni tenencia de hijos porque son cuestiones entre adultos que son de trámite judicial”.

“Nos ocupamos de la violencia en la escuela, chicos con problemas de aprendizaje, acoso escolar, inasistencia escolar, trabajando con educación hemos logrado la reinserción de muchos chicos. También intervenimos cuando hay chicos con politraumatismos para ver si hay algún derecho vulnerado. Dialogamos con el niño para saber qué le ocurrió. Trabajamos con adicciones, ayudamos a las mamás que sus hijos consumen drogas y no saben qué hacer, las asesoramos y les proponemos tratamientos. Trabajamos en casos de violencia familiar con diferentes estrategias y haciendo seguimiento. Trabajamos con jóvenes con intento de suicidios, con asistencia psicológica y seguimiento y tuvimos buenos resultados, con mejora de la situación en el seno familiar, con contención”.

¿Qué problemas preocupan más?

“La violencia familiar ha disminuido pero este año ha aumentado las intervenciones por adicciones y por violencia escolar. Por eso estamos trabajando en las escuelas. Hacemos un taller convivencial que consiste en actividades de confrontación, con participación los chicos sobre temas como la vida en sociedad, la convivencia, ¿por qué nos relacionamos violentamente? Dimos charlas en dos escuelas secundarias con buenos resultados”.

“La violencia escolar se manifiesta en el “Porque es linda”, o rivalidad por un chico, o porque el chico que le gusta prefiere a otra chica. Entonces tenemos que replantearnos muchas cosas, hay que trabajar la autoestima de los chicos. Hay que concientizar que el joven tiene que estar con quien lo valore como es y no permitir que les pongan rótulos. Desde la familia hay que ayudar para que el joven pueda tener bien construida la personalidad”.

“Violencia escolar no es bulling (acoso) -explica Vanina Polifrone-. El bulling implica un acoso constante de un chico a otro o de un grupo a un chico. Por ejemplo el “sos traga”, “sos gordo”. La violencia escolar son casos de violencia aislada y generalmente no es por temas de la escuela sino que tienen origen más en la cuestión social, de repetición de la realidad que los chicos ven constantemente en los medios. Por eso implementamos talleres para hacer pensar a los chicos desde otro lugar. Las escuelas mismas están trabajando también éstas problemáticas. Por supuesto lo que nosotros decimos es que tenemos que tener continuidad en todas estas acciones. Por eso vamos a seguir haciendo talleres y tenemos que hacer prevención para evitar que se repitan estos casos de violencia”. En general la violencia en la escuela es una manifestación del cambio social, de mayor violencia agresión, mucho consumismo, falta de respeto a la autoridad. Creo que tenemos que volver a espacios como la religión (cualquiera sea), a los valores, a los clubes, hay recuperar el respeto al maestro, al funcionario, al juez. Y tenemos una generación de padres que muchas veces están ausentes (nosotros lo vemos en el servicio) y que compensan esa ausencia con bienes como un celular, con la tablet, con la motito. Los chicos se acostumbran a tener todo servido y les sacás Internet y no saben ir a investigar o consultar un libro. Les preguntás al chico ¿qué te gusta hacer? y te responden “Nada”.Y esos chicos ante el primer problema que tienen caen en las adicciones porque no saben como sobrellevarlo. Nadie les enseñó el esfuerzo, que a veces en la vida se sufre, que no todo es fácil. Todo esto hay que trabajarlo para prevenir las adicciones. Y basta de naturalizar la violencia y naturalizar el consumo de drogas. Hay padres que dicen que por un porro no pasa nada, que es algo liviano y que muchos lo hacen y esa naturalización es gravísima. Lo que pasa es que es más fácil no ver el problema que enfrentar la situación y tratar de salir adelante”.

¿Y cómo reciben los chicos las charlas en las escuelas?

“Con mucho interés, participando y pensando. Nosotras, en el taller, en vez de ir a hablar de violencia hablamos de la buena convivencia. Además comenzamos a dar charlas sobre violencia de género para chicos de 3ro y 4to año de secundaria en 2012 y las retomamos este año. Buscamos prevenir noviazgos violentos. Les enseñamos que nuestra pareja no nos puede decir “ con este o con aquel no te podés juntar”; “Esta ropa no te pongas”; que no puede haber juegos de manos; que si alguien sufre violencia en su familia podría repetir esa conducta; que las relaciones sexuales deben ser consentidas y que nadie te puede obligar, incluso tu pareja. Hablamos de distintos tipos de violencia, de la violencia psicológica. Y les mostramos como funciona la violencia, como te va cortando los vínculos y que cuando necesitás ayuda no tenés a quien pedirla. Y estos temas, muchos chicos y chicas, nunca los han hablado en su casa. También les damos información sobre como y donde denunciar y cual es el trámite que le da un juez a una denuncia. Y los chicos se interesan mucho”.

¿Hay casos de bulling?

No hay casos de acosos, este año no registramos casos. Esa es una realidad más de EE.UU. por ejemplo. Pero igual es bueno difundir que los padres deben estar atentos cuando el chico no quiere ir a la escuela, cuando regresa con útiles o la mochila rota, cuando está nervioso o dice que le duele la panza, cuando baja su rendimiento o las notas de repente.

El acoso escolar también cambia. Antes un problema de acoso escolar terminaba en la escuela pero hoy puede seguir el hostigamiento en las redes sociales”.

¿Qué actitud han tomado las escuelas?

“La verdad es que se están ocupando, vinieron a pedirnos ayuda y los equipos de las escuelas han hecho charlas para los padres. Aunque es cierto que los padres que asisten son los padres de los chicos de menos problemas. El desafío es llegar a los padres de los chicos con más problemáticas en el aula”.

¿En general cómo reaccionan las familias cuando interviene el Servicio Local?

Depende de cada caso. Pero tenemos mucha gente que resolvió su problema y vuelve agradecida a veces a resolver otro problema o a compartir un mate. Y a los chicos les hacemos seguimiento cada dos meses hasta los 18 años.

Para finalizar la Dra Vanina Polifrone manifestó que las Charlas de Violencia de Genero para evitar noviazgos violentos y los talleres de Convivencia Escolar para trabajar contra la violencia van a continuar, están disponibles para las instituciones escolares de la localidad y que además se pueden solicitar charlas sobre otras temáticas.

Y lo más importante, si ud. cree que los derechos de un niño o un joven están amenazados o vulnerados el Servicio Local puede ayudar. Existe un facebook donde hay información sobre derechos y los chicos pueden comunicarse con el equipo por cualquier consulta.

También para contactarse pueden usar el teléfono 491486, el mail Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o dirigirse a la sede del Servicio Local de Protección y Promoción de Derechos del Niños, Niñas y Adolescentes en calle Irigoyen casi Necochea.