Mié 23 Jun 2021

Háblame de mí

A veces, sucumbimos al encanto de buscar como nos valoran los ojos extraños. Cayendo en esta tentación, apenas un caprichoso collage: cómo vieron Roque Pérez desde el periodista Neustadt hasta el actor Slavin, desde Luis Alberto Spinetta hasta la escritora Hebe Uhart.

 

Periodista Bernardo Neustadt

Bernardo Neustadt dijo una vez en la radio que no había algo más aburrido que un domingo en Roque Pérez. Otro motivo para no querer al paladín y promotor de las reformas neoliberales de Menem en los 90. En su exitoso programa de tv “Tiempo Nuevo” se sentaban a la mesa todos los políticos, incluidos lo más rancio de la derecha, hasta los militares golpistas y sus ortodoxos ministros de economía.

- Anuncio-

En la radio, el periodista nacido en Rumania era el mismo operador, pero además se tomaba en sorna la proverbial tranquilidad nuestro querido pueblo.

Actor José Slavin

En cambio, el actor José Slavin tenía como su lugar preferido la estancia Los Altos Verdes en Roque Pérez, en la zona de Beguerie. Así lo contaba en un reportaje de la revista Gente de 1972. Slavin había hecho el papel de Chicho Grande en “La Mafia” de Leopoldo Torre Nilson. De profesión abogado, había nacido en Villa Crespo. Había adquirido la estancia en 1968 y en 1972 se encontraba ensayando junto a Alfredo Alcón la obra “Las brujas de Salem” y aprovechaba los fines de semana para disfrutar la tranquilidad del campo.

En su corta carrera también actuó en los filmes “El santo de la espada” y “El pibe Cabeza”, entre otros y en Tv en el ciclo “División Homicidios”. En el año 1977 José Slavin fallecía con apenas 44 años, en un set de tv, luego de recitar un poema en el programa Grandes Valores del Tango.

Luis Alberto Spinetta también nos dedicó una línea de su canción “La ciénaga dorada”

Músico Luis Alberto Spinetta

El, todos los lunes,
Se va a Beguerí,
Nadie sabe a quién busca,
O si tiene familia en el aire,
En eso pasa ella,
(Que sabe que le gusta)
Y sabe que al pasar la mirará

Es parte del disco “Para los árboles” publicado en 2003. Quizá aquel amigo del Flaco sigue buscando un amor y viajando a la localidad de Carlos Beguerie… Sólo un alma de diamante podría saber la verdad.

Hebe Uhart nos visitó por el año 2011. La mejor escritora argentina (según Rodolfo Fogwill), se detuvo en el almacén de Pijuán para charlar sobre nuestro pueblo, pero obtuvo una respuesta que no esperaba del dueño que descansaba junto a unas palas: “–¿Me puede contar algo de la historia del negocio? –No, porque estoy muy cansado –me dijo” escribió Hebe en su crónica “Una tarde en Roque Pérez” que se publicó en su libro “Visto y oído” y en el diario La Nación.

Escritora Hebe Uhart

Hebe vino a la casa de campo de Ana. Luego entrevistó a Manuel Millán que le contó que los reseros que traían hacienda dormían al aire libre y la almohada era su recado. Le habló sobre los bailes de antaño y una orquesta de Roque Pérez. “…un viejito que iba siempre de saco y corbata que siempre decía: ‘Ustedes son las aves nocturnas que perturban el sueño de los moradores’».

“La gente de campo es una fuente de aprendizaje para mí. Me gusta la mezcla de lo antiguo y lo moderno” decía la escritora nacida en Moreno a Página 12 y recordaba a un paisano de boina y pañuelito rojo que tenía un zorro encadenado y sus amigos decían que bolaceaba. “Y para que no digan que bolaceo, le saqué una foto con el celular”.

Así viajaba Hebe buscando historias: “No es cierto lo que decía Borges que todos los pueblos de la Provincia de Buenos Aires son iguales. Yo creo que son bastante distintos”.

Visto y oído de Hebe Uhart incluye la crónica sobre Roque Pérez

“Hebe, maravillada, anotaba -escribió Mariana Enríquez-. Estas son las piedras preciosas que ella encuentra y atesora”. Por ejemplo, su tía que hablaba con la televisión y decía “qué limpita esta chica” cada vez que veía una propaganda de shampoo donde la modelo se bañaba. O la directora de un museo local que en la visita guiada decía “acá los indios eran totalmente mansos”.

En Roque Pérez, Hebe Uhart se detuvo en el playón de calle Rivadavia y los murales creados por Martín Sampallo llamaron su atención.

“Una bandera argentina enlazada a una mapuche y al lado un árbol con raíces que parecen los dedos de una mano escarbando la tierra. …se ve que corresponde a una emoción muy profunda del autor” escribió Hebe.

También Uhart interpretó el mural que recuerda una postal de Buenos Aires “Está el Obelisco (un cartel de Coca Cola y otro de McDonald’s) “…el consumo, el capitalismo”.

El expresivo mural creado por Martín Sampallo, ganador de la medalla de oro de los Juegos Bonaerenses del año 2003 sigue allí, lavado por las lluvias, pero vigente denunciando hacia dónde va nuestro mundo tan desigual.

 

Playon polideportivo: crédito: www.conocelaprovincia.com.ar

Dibujo original del mural de Martín Sampallo

Luego la cronista se encontró con Quiquí Galán (“el historiador” dice Hebe) que le mostró una foto de nuestro pueblo en los años 20. “Eran 200 casas, la plaza estaba alambrada porque las vacas la invadían” dijo Galán y le contó la historia de la tienda Gran Barato Roma.

Hebe Uhart escribió que se perdió ¡En Roque Pérez! No vio la palmera y la cúpula de la iglesia de referencia, admitió, pero también hizo una crónica desangelada que suscitó hasta algún reclamo de los lectores.

En los medios nacionales fuimos primero la tierra de Ricardo Villa y Rubén Cousillas y de las peñas de danzas nativas. Luego la epidemia de hepatitis relatada en los 80 por José de Zer para Nuevediario, y de tanto en tanto, lugar de avistaje de algún OVNI, cómo no.

El libro sobre los orígenes de Perón en Roque Pérez

En el año 2000, se publicó “Juancito Sosa, el indio que cambió la historia”, obra de investigación de Hipólito Barreiro y muchos medios de comunicación se ocuparon del origen de Juan Domingo Perón y del ranchito de Roque Pérez.

En 2001 llegaron prestos los camiones de exteriores de la TV por el fatal accidente aéreo del presidente del grupo Techint, Agostino Rocca. “Roque Pérez es un pueblo habitualmente tranquilo, pero ayer estaba conmocionado por esta tragedia” publicó Clarín.

En los últimos años nos conocen gratamente por nuestros almacenes de campo. Ahora, al ritmo de las redes sociales, llegamos a las pantallas por el intendente vacunándose con la foto de Putin y ayer nomás, por el encantador de perros. Siglo XX cambalache, ¡y en el 2000 también!

¡Dale que va! Aquello es solo un caprichoso e incompleto collage. Somos un lugar y una historia singular, con mucha tela para cortar y con identidad. Y somos grandes en nuestra humildad. Como decía Leonor, la señora que limpiaba la casa de Hebe Uhart, hay que avanzar en la vida “sin pordelantear a nadie”.  Y mejor, si es enfocando con lente y mirada propia.

Aquí podes leer la crónica “Una tarde en Roque Pérez” de Hebe Uhart publicada en 2012 en el diario La Nación: https://www.lanacion.com.ar/cultura/una-tarde-en-roque-perez-nid1524429/

La oferta turística de Roque Pérez en la revista Weekend de julio 2017

- Anuncio -

También puede interesarte

Rescatando a Héctor Adolfo Cordero Banegas

INVESTIGACION ESPECIAL Fue historiador, periodista y escritor. Nació en Roque Pérez y hasta hoy su figura e importancia es totalmente desconocida en su tierra natal. Foto...

Los Abraham: Una familia grande y musiquera

Sus lejanas raíces se hunden en la tierra de oriente que une las montañas de los perfumes con el mediterráneo. José Abraham conoció Roque...

De un romance de alta mar, los bautizaron “Badde”

Cuando Frederick y Helen subieron al mismo barco empezaban un camino que los llevaría a fundar una gran familia en Roque Pérez. Su tercer...

100 años de la Escuelita del paraje La Argentina

La Escuela N° 9 “Provincia de San Juan” festeja su primer centenario, enseñando en la ruralidad, plantando nuestra bandera celeste y blanca y reuniendo...

El imprentero que fue actor

Imagen superior: Cuitiño en la película “De turno con la muerte” (1951) Quién fue Eduardo Cuitiño (segunda parte) Continuamos conociendo la carrera del artista que se...