Lun 30 Nov 2020

El Tatú

La primera confitería bailable

Quiquí Galán nos recordó cuando abrió junto a Amadeo “Liete” Crespi la confitería “El Tatú”. Estaba en la esquina de Belgrano y Mitre y fue inaugurada el 25 de diciembre de 1966. “La hermana de “Liete” Crespi tenía un Tatú, que es un armadillo bastante grande (Tatú carreta). Colgamos en la pared el tatú que estaba embalsamado sobre una madera, y eso le dio el nombre a la confitería. Era un bar para tomar unos tragos, pero yo pasaba música y se dio que los chicos empezaron a bailar a pesar que en el lugar no había mucho espacio. Pronto se hizo conocido en la zona y venían jóvenes de varios lugares. Hasta el famoso humorista Miguel Angel Cherutti contó en la TV que venía desde Cañuelas a bailar a “El Tatú” recordó Quiqui Galán.

“Liete y Zulema Morlini se encargaban de atender la barra, el “Loco” Alegre era mozo, atendía las mesas y yo era el disc jockey, me encargaba de pasar música y de manejar las luces –cuenta Quiquí-. Fue la primera confitería bailable. Y cómo en los lugares que existían en Buenos Aires, se bailaba a media luz, teníamos juegos de luces en un doble cielorraso. En las ventanas poníamos luces de neón que se prendían y apagaban. Yo viajaba a Buenos Aires y traía la música de moda”.

Quiquí entonces pasaba los discos de Trini López, Les y Larry Elgart (jazz) Astrud Gilberto (bossa), Tom Jobim, “Música en Libertad”, los discos de “Modart en la noche”, de la italiana Mina. Estaba de moda “Venecia sin ti” de Aznavour. “La novedad eran los temas lentos, la música italiana como Fausto Papetti y para levantar el ánimo ponía mucha samba brasileña, Glen Miller, Benny Goodman, música de las grandes bandas de jazz que después desaparecieron” recordó Quiquí.

- Anuncio-

El Tatú Roque Pérez

“Liete” Crespi y Quiquí Galán en la inauguración de El Tatú junto al sacerdote Bondio y el niño más pequeño es Rubén Moreno y su mamá.

Club Olimpo Roque Pérez

Se armó el baile en El Tatú!
Galán junto a las princesas, señoritas Bianchi y Pillapoco. Esta imagen no es de El Tatú pero si de los años 60. Es una fiesta anterior a 1962, en el club Olimpo.
Artículo anteriorHomenaje a Juancito y Marcos
Artículo siguienteTu grato nombre
- Anuncio -

También puede interesarte

Familia Amico: Historias de La Victoriosa

Santos y María eran italianos pero se conocieron en Roque Pérez. Formaron una familia feliz y numerosa y crearon una querida y tradicional carnicería. La...

El ciclista que arañó el récord nacional

Tres jóvenes de Roque Pérez intentaron en 1951 quebrar un récord en la plaza Mitre: mantenerse cuatro días y sus noches andando en bicicleta...

¿Seremos los últimos canillitas?

“¡La Razón! ¡El Día! ¡La Razón!” voceaba el niño vendedor de diarios creado por Florencio Sánchez en su obra “Canillita” de 1902. “Soy canillita,...

La familia bancaria

Hoy es el día del bancario. Los invitamos a conocer a algunos bancarios de hoy y de ayer. Son los profesionales de los asientos contables,...

La Chingada: Las mil y una noches

La Chingada tiene una larga y rica historia. Conocida y desconocida, relatada en los bares y dispersa. En todos los casos una historia nuestra...