Mié 23 Jun 2021

Del teatro de Roque Pérez a estrella de cine

Quién fue Eduardo Cuitiño (primera parte)

Actuó con las máximas figuras del teatro y el cine nacional en 30 años de carrera. Cuando vivió en Roque Pérez, actuaba en la Sociedad Tornquist y editaba un diario.

 

Fue un actor de carácter. Tuvo su propia compañía y fue director del teatro San Martín. Actuó en el estreno del clásico “Un guapo del 900”, fue gremialista de actores y sufrió el exilio. ¿Cómo llegó a Roque Pérez? ¿Cuándo se fue para ser una estrella? En este artículo compartimos estos interrogantes y un recorrido por la carrera de Eduardo Cuitiño, el actor que desde las calles de tierra de nuestro pueblo partió hacia las grandes luces de la escena nacional.

Eduardo Cuitiño había nacido en el año 1908 (o en el 1902) en el barrio de Flores y falleció el 26 de noviembre de 1963 en Buenos Aires, cuando todavía por talento y experiencia tenía mucho para dar al mundo del espectáculo. Fue actor de 30 películas de cine argentino y actor y director de muchas obras de teatro y radioteatro. En el año 1953 se había casado con una joven Irma Roy. Compartió escenario con Tita Merello, Iris Marga, Lydia Lamaisón y Francisco Petrone. Pero antes hizo sus primeras experiencias actorales en el Roque Pérez de los años 20.

- Anuncio-

En el escenario de la Sociedad Tornquist comenzó su carrera de actor Eduardo Cuitiño en los años 20.

Señas particulares

Según muchas fuentes el actor se llamaba Carlos Eduardo Cuitiño y había nacido en 1908 en el barrio de Flores. Sin embargo, en el año 1922 es sorteado como clase 1902 en Roque Pérez según el diario Juvenilia.

Unos pocos sitios consignan su apellido como Cuitiño Alles. Aunque en el edicto publicado en diciembre de 1963 a causa del juicio sucesorio su nombre aparece como Carlos Eduardo Cuitiño.

Algo llamativo es que no se conoce el día del nacimiento, dato que acrecienta que el actor haya tenido además de nombre artístico (no usaba el nombre Carlos) una “edad artística”.

Eduardo Cuitiño junto a Isabel Pradas en la película Cartas de amor (1951)

Cuitiño en “Safo, historia de una pasión” de Christensen ( 1943)

La revista Radiolandia se hace eco del éxito del radioteatro “La Ley del más fuerte”.

Actor de pueblo

Eduardo Cuitiño muy joven actuaba y recitaba versos en la Sociedad Tornquist (edificio actual del Consejo Escolar). Seguramente en esas tablas hizo sus primeras armas escénicas y descubrió su vocación por la actuación.

Gracias a los diarios de la época sabemos que, a mitad de los años 20, el joven Cuitiño integraba la compañía de teatro local y editaba un periódico.

El 14 de agosto de 1926 en la Sociedad Tornquist se presentaron dos obras a beneficio de la construcción del Hospital. La crónica destacaba la gran presencia de público que tuvieron las obras «Amurado» y «El Botonazo». Aquel día actuaron Elida Crespo, Victoria Aguirre, Joaquina y María Dumas, Sara López, Eduardo Cuitiño, Angel Bagheggini, Rodolfo y Atilio Bruno, René Berro, Francisco Latrónico, Pedro Graziano, Leonardo Diez, Roberto Proni, José Irazusta y el niño Ismael Bruno. En la velada la señorita Elvira Dumas cantó dos cuples y Eduardo Cuitiño recitó versos y el monólogo «El charlatán».

Aviso del programa del personaje “Reboredo” interpretado por Cuitiño en Radio Splendid (1940)

“Según me contaban mis tías Barrassi -cuenta Quiquí Galán-, Cuitiño era un joven que ya entonces se notaba que tenía mucha aptitud para la escena y todos admiraban como se desenvolvía”. Aparentemente vino a Roque Pérez a trabajar como aprendiz en la imprenta de Fausto Luders. “Yo creo que es probable que haya vivido en lo de Luders” -especula Quiquí Galán-.

La imprenta se hallaba en la esquina de Yrigoyen y Alem, edificio actual de la Sociedad Rural y frente al edificio Tornquist.

Los sorteos para el servicio militar en 1922 publicado en Juvenilia donde figura Cuitiño como clase 1902.

Desde su inauguración en 1912, había teatro en la Sociedad Tornquist. Era un centro cultural muy bello que contaba con camarines, una escalera que conducía a la tertulia y un escenario con foso para la orquesta. Allí se había representado por ejemplo en 1915 “El conventillo de la paloma” con la actuación de Rodolfo Bruno y otros vecinos como Graziano, Valcarlos, Moig, Sierra, y Emilio Berardi que era escritor.

El libro “50 aniversario de la autonomía de Roque Pérez” evoca “la iniciación artística de Cuitiño entre nosotros, la cual dio una verdadera jerarquía a las veladas efectuadas entonces en la Sociedad Patriótica Tornquist”

Además, el libro de Osvaldo Lahargou refiere que Eduardo Cuitiño inició la publicación del periódico El Radical que reemplazó al denominado Adelante que se imprimía en Saladillo y tenía distribución en Roque Pérez.

Cuando Cuitiño parte de nuevo a Buenos Aires la publicación continúa a cargo de Luders. Según otra fuente (1) “El Radical” se inicia bajo la dirección de Fausto Lüders el 24 de octubre de 1924.

En la crónica de la obra teatral de 1926, las damas del Hospital agradecían a Lazcano y a Cuitiño la impresión de las entradas y a renglón seguido a Lüders la impresión de los afiches. Quizá el joven actor había cambiado de socio imprentero o de empleador.

Aquel Roque Pérez de los años 20 tiene que haber dejado una huella onda en el joven Cuitiño. Allí germinó la semilla de la actuación que lo consagraría en los años 40. En aquellas calles pueblerinas transcurrió parte de su juventud y empezó el sueño de convertirse en una estrella. Una ilusión que no tardaría mucho en hacerse realidad.

Foto de 1945 del viejo Teatro municipal donde actuó y dirigió Cuitiño.

Radio y Teatro

No sabemos si Cuitiño al emigrar de Roque Pérez, acudió a un maestro de teatro o academia, pero en el año 1935 la “Compañía Teatral de Eduardo Cuitiño” salía de gira y se presentaba en la ciudad de Lamadrid. En el año 1938 regresaba a esa localidad con la Compañía Teatral de Roberto Tálice, Elsa O’Connor y Eduardo Cuitiño.

En el año 37 Cuitiño actúa en el teatro Politeama en la obra “La nueva Colonia”, una sátira de Pirandello dirigida por Armando Discépolo. Uno de los papeles secundarios era realizado por Eva Duarte.

Programa de Tartufo (Moliere) dirigida y actuada por Cuitiño (1949).

Por aquellos años el teatro estaba muy relacionado a la radio por los populares radio teatros. En 1937 Cuitiño es contratado como primer actor en Radio Cultura. Según leemos en la revista Radiolandia, Cuitiño dirige y es la figura central del radioteatro “La Ley del más fuerte” junto a la actriz Laurita Hernández. Se emitía a diario por LR3 Belgrano en 1939. Ese año también participa de “Música de Vals” en radio Splendid. En 1940 se emitía el ciclo “La Compañía de Eduardo Cuitiño” por LR4 Splendid y en otro ciclo protagonizaba el personaje cómico “Reboredo”.

En 1940 Cuitiño sube a las tablas del teatro Marconi en una obra que se transformaría en un clásico: “Un guapo del 900” de Samuel Eichelbaum. Los intérpretes eran Milagros de la VegaFrancisco Petrone con dirección de Armando Discépolo. Eduardo Cuitiño, muy aplaudido según la crónica, hizo el personaje de Don Alejo Garay. En 1941 la obra se presentó en el Teatro El National y Cuitiño pasa a interpretar el personaje central de Ecuménico López.

Así comenzaba una extensa carrera actoral de Cuitiño que lo llevaría a compartir escenarios con Tita Merello, Iris Marga, María Concepción César, Virginia Luque, Camilo Da Passano, Lydia Lamaisón, Francisco Petrone, José De Ángelis, Blanca Podestá, Alberto Barcel, Pascual Pellicciotta y Francisco Barletta, entre otros.

Compartiendo cartel con la Merello (1962)

Cuitiño trabajó desde 1942 en la Comedia Nacional que dirigía Enrique De Rosas y protagonizó a “Fausto Garay, un caudillo” en la comedia nacional de Uruguay. En 1944 integra el elenco del teatro Cervantes. Actúa en «Los conquistadores del desierto», «La cruz en la sangre» y «El mercader de Venecia». Las obras se transmiten por Radio El Mundo desde el teatro. Cuitiño interviene en las tres obras que alcanzan los 194 mil espectadores en el año.

Afiche El Angel Desnudo (1946)

En 1945 Cuitiño actúa en «Tierra Extraña». La obra sobre la explotación forestal en un obraje santafesino obtiene el Premio Municipal a la mejor obra dramática.

En 1948 Cuitiño comienza una etapa como director teatral en el teatro municipal (desde 1950 denominado Teatro General San Martín). Allí dirige (y actúa) “La oculta verdad” (de Talice-Montaine), Novelera (de Pedro Pico), Pigmalión (Shaw) Las de Barranco (Laferrere) y “Clase media” (Newton).

Afiche La Indeseable (1951)

Programa Sangre gringa (1951)

En octubre de 1950, durante la celebración de la “Semana de la Lealtad”, se presenta Electra, de Sófocles, en las escalinatas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Esta puesta, bajo la dirección de Eduardo Cuitiño, con la intervención del cuerpo de baile del Teatro Colón, contó con una asistencia masiva de 40 mil espectadores y significó el acceso de los sectores populares a zonas de la ciudad que no frecuentaban asiduamente.

Las crónicas cuentan que el espectáculo tuvo un alto nivel de producción, ya que contó con la actuación de Iris Marga, la dirección de Eduardo Cuitiño, la coreografía de Serge Lifar (director del Ballet de la Opera de París), y la adaptación de Leopoldo Marechal.

En el San Martín dirigió «Tartufo» de Molière, “Casa de reyes”. Las obras “Sangre Gringa” y “La importancia de llamarse Ernesto” en las que actuaba su esposa Irma Roy y “Vendaval” con Iris Marga.

En 1962 en su último trabajo teatral, protagonizó junto a Tita Merello “La  Moreira” en el Teatro Presidente Alvear.

Eduardo Cuitiño, el actor de la Tornquist de Roque Pérez ya había atravesado 3 décadas y cientos de escenarios.

En el próximo capítulo compartiremos su relación con Perón y Evita, sus éxitos en el cine y lo que contó su esposa Irma Roy sobre Cuitiño y el pueblo de Roque Pérez.

¡Compartí esta historia de nuestra ciudad!


 

Obras y documentos consultados

(1) Prensa política: historia del radicalismo a través de sus publicaciones periódicas (1890-1990)

Cien años de teatro argentino: Desde 1910 a nuestros días, Jorge Dubatti.

Historia del Cervantes, Beatriz Seibel.

Historia del teatro argentino en Buenos Aires: La segunda modernidad (1949-1976) editado por Osvaldo Pellettieri

El teatro oficial durante el primer peronismo: nuevos espacios para un nuevo público, Yanina Leonardi, Artículo CONICET.

Ediciones años 1937-1940 de la revista Radiolandia.

Boletín oficial 8 de enero de 1964.

Roque Pérez y su gente, Carlos Macchiaroli.

Articulo Imprentas y periodistas del viejo Saladillo en web historiasaladillo.com.ar

Diario Juvenilia, gentileza de Américo Carabajal.

Testimonios de Enrique Quiquí Galán.

- Anuncio -

También puede interesarte

Rescatando a Héctor Adolfo Cordero Banegas

INVESTIGACION ESPECIAL Fue historiador, periodista y escritor. Nació en Roque Pérez y hasta hoy su figura e importancia es totalmente desconocida en su tierra natal. Foto...

Los Abraham: Una familia grande y musiquera

Sus lejanas raíces se hunden en la tierra de oriente que une las montañas de los perfumes con el mediterráneo. José Abraham conoció Roque...

De un romance de alta mar, los bautizaron “Badde”

Cuando Frederick y Helen subieron al mismo barco empezaban un camino que los llevaría a fundar una gran familia en Roque Pérez. Su tercer...

100 años de la Escuelita del paraje La Argentina

La Escuela N° 9 “Provincia de San Juan” festeja su primer centenario, enseñando en la ruralidad, plantando nuestra bandera celeste y blanca y reuniendo...

El imprentero que fue actor

Imagen superior: Cuitiño en la película “De turno con la muerte” (1951) Quién fue Eduardo Cuitiño (segunda parte) Continuamos conociendo la carrera del artista que se...